La Conferencia Episcopal Española ha otorgado a la Oficina de Comunicación de la Iglesia en Aragón (OFICIA) el Premio ¡Bravo! 2018 al mejor trabajo diocesano, junto al semanario ‘El Eco’, de Sigüenza (Guadalajara), por el servicio que presta a la sociedad a través de los medios.

Se trata de un proyecto pionero que responde al nuevo ecosistema mediático desde la realidad humana, social y eclesial del territorio aragonés, que engloba a las diócesis de Zaragoza, Teruel y Albarracín, Barbastro-Monzón, Huesca, Jaca y Tarazona. El acto de entrega del premio tendrá lugar en Madrid, el próximo 23 de enero.

“Gracias al impulso y la confianza de los obispos, hemos iniciado una reforma comunicativa que aterriza en Aragón, con humildad, el modelo adoptado por el papa Francisco en el Vaticano”, ha explicado el director de OFICIA, José María Albalad, quien ha destacado “el esfuerzo que supone adaptar al mundo de hoy las formas de una institución, la Iglesia, que lleva más de dos mil años comunicando”.

Este galardón se suma al éxito cosechado por las diócesis aragonesas el pasado mes de septiembre en el Festival Internacional de Cine Corporativo de Cannes, donde ‘Inmortal’, un cortometraje sobre la Semana Santa en la Comunidad producido con ‘Brand In Black’, recibió un Delfín de Plata, único galardón en la categoría de documentales etnográficos y sociales.

Trabajo en equipo

José María Albalad ha expuesto que este Premio ¡Bravo! supone un “espaldarazo” para seguir trabajando con alegría e ilusión: “Sabemos que caminamos en la dirección correcta, pero el futuro está por construir, más todavía en un escenario tan volátil como el actual y en una institución que atesora miles de historias dignas de ser contadas”. “El mayor desafío es romper la espiral de las malas noticias”, ha apostillado el director de OFICIA.

Esta oficina interdiocesana, con sede en el Arzobispado de la capital aragonesa, está formada por un equipo multidisciplinar que llega desde las grandes poblaciones urbanas hasta las zonas rurales más deprimidas: José Antonio Calvo, Rocío Álvarez y Jesús Fuertes (Zaragoza), Miguel Barluenga (Huesca), Ricardo Mur (Jaca), Ascen Lardiés, José María Ferrer y Wilson Montes (Barbastro-Monzón), José Antonio Lázaro (Teruel y Albarracín) y Marta Latorre (Tarazona). D. Ángel Pérez Pueyo es el obispo coordinador.