El profesor José María Gay de Liébana, economista y divulgador, participó ayer en la conferencia organizada por la Universidad San Jorge, un acto que congregó a doscientas personas interesadas en conocer, de primera mano, algunas preguntas y respuestas para saber dónde vamos, económicamente hablando.

Durante su intervención, Gay de Liébana desgranó algunas de las soluciones para encarar con optimismo el futuro económico de nuestro país. Así, destaca su apuesta por reducir el número de parlamentarios tanto en el Congreso de los Diputados como en las Comunidades Autónomas, ya que el coste de la ‘industria política’, derivada de la inutilidad, ineficiencia y coste desproporcionado de tanto aparato parlamentario, supone un coste muy alto para la sociedad española.

A su vez, y en este sentido, Gay de Liébana, propone una simplificación legislativa, “fruto de textos legales, pocos y nada claros; con una redacción de las normas tributarias ilegibles al alcance del común de los mortales”. Aparte, el profesor Gay de Liébana, propone, como soluciones para encarar el futuro con optimismo, desde el punto de vista económico, elevar la edad de la jubilación, salvo excepciones por causas laborales; la posibilidad de simultanear pensión con trabajo y la posibilidad de transitar hacia un régimen de capitalización (pública y privada).

Asimismo, el profesor Gay de Liébana, compartió con los asistentes su mirada a la evolución del PIB y al posicionamiento de España entre las grandes economías. Es decir, si la economía española se recuperará o continuará según la conocemos en la actualidad.  El profesor explicó, basándose en datos del 2016, que la economía española tiene un Producto Interior Bruto (PIB), expresado en miles de millones de euros, de 1.118 y que no sitúa en el puesto 14 de la economía mundial, siendo la economía norteamericana la primera del mundo con 16.776.

Apuesta por atraer y retener el talento

“Solo, continúo Gay de Liébana, hay que ver el número de Premios Nobel por países hasta 2017, 257 de Estados Unidos (siendo 242 en ciencias) frente a los 7 de España (dos de medicina -Severo Ochoa y Ramón y Cajal- y el resto de Literatura, incluido Mario Vargas Llosa), para darse cuenta del porqué de este crecimiento económico”.

Según Gay de Liébana, “para que haya un descubrimiento de la categoría de un Nobel se necesita un caldo de cultivo propicio durante años para hacer una buena ciencia. Una apuesta sostenida en el tiempo, un ecosistema apropiado, buenas estructuras, trabajo en equipo, formación. Todo esto lo habíamos alcanzado con mucho trabajo durante los últimos 30 años, pero, a pesar de que lo seguimos teniendo, se está deteriorando poco a poco y podemos alcanzar un punto de no retorno”, concluyó el invitado a la conferencia organizada por la Universidad San Jorge.

“Los estadounidenses sacan partido de su tamaño, pero también tienen una magnífica capacidad para atraer y retener talento. Más de la mitad de sus Nobel pertenecen a investigadores que residen en el país pero son inmigrantes. Tienen un mercado científico muy competitivo, estratificado por talento, y las mejores condiciones para los investigadores”, finalizó el profesor.

Apuesta por la FP Dual

A su vez, Gay de Liébana, defendió no sólo la formación universitaria española sino la necesidad de apostar por la formación profesional para mejorar la competitividad de las empresas y reducir el empleo juvenil.

Así, destacó, que haya “más de 500 empresas adheridas a la Alianza para la FP Dual en España” y que hay tres factores que comparten los diferentes modelos de FP Dual que están en funcionamiento: la cooperación entre las empresas y los centros educativos, la responsabilidad de la formación compartida entre empresas, y la gran variedad de modelos de FP Dual existentes”.

Soluciones para encarar el futuro económico con optimismo

Por último, entre las soluciones para encarar con optimismo nuestro futuro económico, el profesor Gay de Liébana, destacó la reindustrialización y la apuesta de la industria 4.0 en la economía española e implementación de servicios de alto valor añadido, con un hábitat confortable para las start-ups; capacidad de atracción sobre nuestros jóvenes suficientemente preparados; alicientes a la implantación de nuevas empresas y a la reconversión de actuales; facilidades para que radiquen en España empresas de calado internacional; polos de desarrollo industrial junto con I-I-IT de nuestras Universidades; eliminación de trabas y burocracias para la puesta en marcha de empresas y, por último, el corredor mediterráneo, sin demoras, y en el caso de Aragón, el corredor de los Pirineos a su paso por Canfranc.

En cuanto al objetivo de nuestra economía, el profesor Gay de Liébana, apuesta porque el sector industrial aporte el 20% del PIB y porque el gobierno y las administraciones tutelen y apoyen a la PYME en su esfuerzo por mejorar la productividad y la competitividad, creando valor añadido. Gay de Liébana, apostó, por último, por una simbiosis Universidad, Empresa y Sociedad y por acabar con la precariedad laboral y abaratar la seguridad social, que pasa por bonificarla al máximo para trabajadores poco cualificados.

Trayectoria

José María Gay de Liébana es profesor titular de la Facultad de Economía y Empresa da la Universidad de Barcelona, Doctor en Ciencias Económicas y Derecho y Académico de Número de la Real Academia Europea de Doctores. Es colaborador de “Herrera en Cope”, de Carlos Herrera, y habitual conferenciante.